Mostrando entradas con la etiqueta Derechos Humanos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Derechos Humanos. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de enero de 2009

Se impuso la cordura

Contra los argumentos que son viscerales, un momento de profunda reflexión puede ser suficiente para volver las aguas a su cauce. En el caso de Michelito Lagravere, al parecer las autoridades emeritenses admitieron su ausencia de argumentos para impedirle actuar esta tarde en solitario ante seis erales y el festejo se dará.

Me congratulo de que no haya resultado la treta empleada por los responsables del bienestar de la niñez de aquella ciudad para encubrir sus evidentes ineficiencias, lo que espero redunde en bien de los niños y en bien de la Fiesta.

viernes, 23 de enero de 2009

¿Corrección política? (II)


Se anunció con bombo y platillo que el Ayuntamiento de la Mérida mexicana suspendía la actuación del niño torero Michelito Lagravere, programada en solitario para este 24 de enero, ante seis erales en la plaza de toros de aquella capital, a pedido de la Procuraduría de la Defensa del Menor y de la Familia de aquella entidad y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Resulta interesante observar que se invoca entre otras cuestiones, la inaplicación o violación de una Convención Internacional para la Protección de los Derechos de los Infantes o algo así (no me voy a poner a investigar el despropósito) en perjuicio del niño torero.

Pero más interesante resulta aún, el observar que la referida Procuraduría de la Defensa del Menor es el objeto principal de la primera recomendación del organismo protector de los Derechos Humanos en Yucatán, en este 2009 por no desarrollar eficazmente sus atribuciones en la protección de la niñez y la infancia realmente desvalida.

Así pues, de nuevo es la Fiesta el blanco de aquellos que, para disimular su ineficiencia o su falta de sensibilidad ante las necesidades y los valores de la comunidad a la que deben servir (incluidos los culturales), necesitan de algo o de alguien con quién tratar de paliar sus culpas.

Seguramente piensan que atacar a las cosas de los toros es políticamente correcto, pero yo no lo creo así, sería más redituable que se pusieran a cumplir con sus deberes legales y que dejen a la Fiesta discurrir por sus cauces, que ya con sus problemas propios tiene bastante.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aldeanos