Mostrando entradas con la etiqueta Quinto aniversario. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Quinto aniversario. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de noviembre de 2013

No hay quinto malo

No hay quinto malo
(La foto me la robé de Errox's blog)
Buscando un dato me di cuenta de que esta bitácora cumple mañana lunes cinco años – y 406 entradas – de estar dando la tabarra en el éter informático.

Así como cuando la abrí un martes 11 de noviembre de 2008, este día dudé en recordar y señalar que ya hay aquí un lustro de recuerdos, comentarios, críticas – confieso que de esto, lo menos – y paseos por la historia de una tauromaquia que un día fue. Y es que quizás lo que hoy sucede en la Fiesta y en su entorno, poco o nada le anima a uno a escribir.

Un gran amigo, el que más me animó a poner esto, me decía que esperaba ver aquí cosas jugosas de lo que era y es la Fiesta en México. No sé si he logrado ese cometido, pero si puedo asegurar que por una parte La Aldea de Tauro me ha permitido conocer mejor sus raíces y me ha enseñado también a quererla y respetarla por lo que es y representa a partir de su historia y su tradición.

También – me ha dado buenos amigos, que también entienden a la Fiesta como un conjunto de valores atemporales y por ello, trascendentes. A todos ellos y a quienes sin manifestarse pasan por esta Aldea virtual, mi gratitud, pues sin Ustedes, esto carecería de razón de ser.

Pero hay que seguir andando y espero que dentro de cinco años haya ocasión de hacer otra reflexión como esta.

Un breve reconocimiento

Mañana lunes, en La Casa de Coahuila de la capital mexicana, se rendirá un sentido homenaje al matador de toros en el retiro Óscar Realme, por el cincuentenario de su alternativa, recibida el 21 de septiembre de 1963 en Oviedo, de manos de Diego Puerta, con toros de Atanasio Fernández y con el testimonio de Manuel Benítez El Cordobés.

Óscar Realme en
El Toreo de Cuatro Caminos
Óscar Realme es miembro de una generación de toreros mexicanos que se atrevieron a cruzar el Atlántico para formarse en ruedos hispanos y en su caso, obtener la alternativa en ellos, como Guillermo Sandoval, Fernando de la Peña, Rafael Bejarano, Abel Flores El Papelero, Gabino Aguilar, Jesús Delgadillo El Estudiante, Juan de Dios Salazar, Carlos Chávez Barrón, Joel Téllez El Silverio, Raúl Contreras Finito o Mauro Liceaga.

Confirmó la alternativa en Madrid al día siguiente de recibirla, con un toro de Francisco Ramírez, de manos de José Martínez Limeño y en presencia de José María Montilla. En la Plaza México hizo lo propio hasta el 13 de diciembre de 1965, apadrinándole Jaime Bolaños y fungiendo como testigo Benjamín López Esqueda. El toro de la ceremonia fue Chamacón de Zamarrero.

Óscar Realme toreó su última corrida el 21 de julio de 1974 en la Plaza de Toros Monumental de Monterrey, alternando con Fernando de la Peña, quien se despedía de los ruedos y Jesús Delgadillo El Estudiante. Fue el adiós no anunciado de un torero que fue condenado al ostracismo por cuestiones de política sindical y no por sus méritos o deméritos en los ruedos.

¡Enhorabuena, torero!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aldeanos