Mostrando entradas con la etiqueta Santacilia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Santacilia. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de diciembre de 2014

28 de diciembre de 1978: En el debut de Armillita, triunfan El Bogotano y Santacilia en Cali

Miguel Espinosa Armillita
La segunda corrida de la feria de Cali del año de 1978 se integró con toros mexicanos de Santacilia para Francisco Rivera Paquirri, Alberto Ruiz El Bogotano y de acuerdo con las efemérides publicadas por don Luis Ruiz Quiroz, para el debut caleño de Miguel Espinosa Armillita Chico. No obstante esto último, de la lectura de la crónica aparecida en el diario El Tiempo de Bogotá, fechado el 29 de diciembre de ese mismo año, Juan de Dios Miranda, enviado especial y autor de la crónica del festejo, señala que el actuante fue su hermano Fermín Espinosa Armillita. Sea cual fuere la realidad del hecho, todo quedaría en familia.

La actuación de Paquirri

Paquirri cortó la oreja al primero de la tarde. La crónica entre otras cuestiones habla de un torero maduro y compenetrado con los gustos del público. De ella, entresaco lo que sigue:
Paquirri en triunfo. – Con su primer toro, excelente ejemplar, supo aprovecharlo saludándolo con una larga para continuar con apretadas verónicas y adornadas chicuelinas y llevando en buena forma al caballo. Prendió la tarde brindando banderillas a sus dos compañeros y con un toro de muy buena fijeza y suavidad en la embestida arregló una faena de muleta variada, torera, repetida con pases de todas las marcas y rematando con adornos y desplantes de muy buen gusto y seriedad. Pinchó una vez con la espada para enmendarse con una entera rápida sin puntilla. La presidencia le concedió rápidamente una oreja con la que dio la vuelta al ruedo mientras el noble ejemplar recibió palmas en su arrastre...
El triunfo de El Bogotano

La tarde sin duda fue para el colombiano Alberto Ruiz, quien al final recibió el cariño de su gente y según la lectura de la crónica, sorteó el mejor lote. Terminó cortando las dos orejas al quinto de la corrida, el que sin duda fue el mejor de toda la tarde. De la crónica de Juan de Dios Miranda resalto esto:
Ruiz apoteósico... su consagración no estaba lejos y cumpliéndose el adagio de “no hay quinto malo”, triunfó apoteósicamente en este toro bonito, cómodo y fuerte... Sacando todo su repertorio y capacidad, Ruiz volvió a demostrar sus excelentes condiciones con el capote y realizó brillante quite indescifrable por su ejecución, el cual repitió varias veces entre la sorpresa y las ovaciones del público. Con las banderillas prendió los tendidos y ya el grito de “¡Colombia, Colombia, Colombia!”, enmarcó la tarde y su faena hasta el final. Después de brindar a Carlos Abusaid inició su labor torera, reposada, fina, rematada con pases sobre la derecha, izquierda, circulares, pases en redondo aguantando al magnífico animal para matarlo de pinchazo y estocada en medio de la alegría de todos. La apoteosis al recibir las dos orejas en forma triunfal y al dar vueltas al ruedo en compañía del ganadero que igualmente fue premiado por sus toros con una ovación…
La opaca actuación de Armillita

Armillita pasó sin pena ni gloria en su debut en la plaza de Cañaveralejo. Los toros que sorteó al decir de Miranda fueron los que menos caminaron en la corrida de Santacilia y se refirió a su actuación en los siguientes términos:
Opaco debut. - Toda la buena imagen y nombre que traía Fermín Espinosa, Armillita, para esta tarde de su debut, quedaron estrellados ante la mala suerte con su lote y la opaca actuación cumplica, en esta su única actuación en la feria... Le cupo en suerte los dos ejemplares mansos y difíciles del encierro que no le permitieron ligar faena ni centrarse en buena forma en ningún momento... A su primero suelto y gazapón lo mató de estocada caída para escuchar palmas. Con su segundo de media arrancada, dio pases sueltos sin interesar al público por su frialdad de condiciones. Pinchó una vez, para finalizar su labor con estocada efectiva.
Santacilia

La ganadería de Santacilia había sido fundada por don Luis Obregón Santacilia en la hacienda de San Juan Pan de Arriba en el estado de Guanajuato, con bases ganaderas de Torrecilla y San Mateo y divisa blanco y plomo. En el año de 1978 era ya dirigida por don Antonio Obregón Mendoza, sucesor del fundador, quien fue uno de los primeros que intentaron en el campo bravo mexicano la reproducción asistida del ganado de lidia, desde mediados de los años sesenta del pasado siglo.

La ganadería de Santacilia dejó de pertenecer a la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia a partir del mes de enero del año 2012.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aldeanos